VIVE CON SALUD

TU SALUD A PARTIR DE LOS 50

 UNA ETAPA DE EXCELENCIA

 

Muchas leyendas giran en torno a la mujer que sobrepasa los 50 años, pensamientos establecidos y realidades que dejan de serlo en el mismo instante que comprendes que eres TÚ y únicamente TÚ quien crea tu realidad a partir de un pensamiento propio y que es ajeno a los pensamientos y creencias que has ido adquiriendo a través de tu entorno familiar, social e institucional.

Si estás en esa edad en la que te han etiquetado como “Menopáusica” y lo has aceptado como una verdad entonces tienes mucho que perder, pues tal como lo aceptas así es como lo piensas y por ello se proyecta en tu vida.

 

La “Menopausia” no es una realidad tan solo es una etiqueta y esto lo tienes que tener muy claro y entenderlo bien, únicamente desde ahí comenzarás a asombrarte de las posibilidades de salud, disfrute y plenitud que tienes en tus manos.

Lo más seguro es que al llegar a este periodo, donde sientes cambios en el cuerpo, en las emociones y por añadidura todo el tipo de informaciones que has recibido, te encuentres en estos momentos con algunos malestares que no te dejan sentirte bien.

 

Quizás tristeza, temor al paso de los años y/ó soledad porque tus relaciones afectivas se han complicado o ya no tienen estímulo.

 

Tal vez depresión al sentirte muy cansada, sin fuerza o en un vacío. O por el contrario estás sumergida en una actividad tal que no tienes un momento para parar lo cual se refleja en una especie de velocidad mental que te agota. Síntomas físicos que te producen molestia, dolor o temor

 

En definitiva estás perdida e insegura y con la autoestima poco sana debido a un sin fin de emociones que no sabes como gestionar.

 

Si es así, sientete contenta pues cualquiera de estos malestares por muy difícil que te estén haciéndolo pasar es la oportunidad que te está poniendo la vida para hacer cambios y vivirla con alegría, sabiduría y disfrute.

 

Sofocos, cansancio, dolores, emotividad exagerada, soledad, depresión, angustia, dormir mal, encierro, falta de decisión, callarlo todo y sentirte muy mal, miedo, relaciones poco saludables, temas físicos diagnosticados, estados de dependencia a cualquier nivel.

Todos estos o cualquier otro pueden ser mejorados o eliminados si realmente llegas a recuperar esa Energía de Mujer que está casi perdida o mal enfocada.

Si decides que quieres compartir conmigo alguno de estos problemas, estaré contenta en acompañarte y ver cual puede ser la mejor forma para ti particularmente de mejorar.

 

 

 

No es una consulta habitual donde expones tu situación y te dan una serie de fármacos o remedios  y eso  es todo, con eso solo tendrías alguna mejora temporal pero la situación no dejará de molestarte mientras no te pongas en el viaje a ti misma.

 

Por supuesto, si te hacen falta utilizarás complementos nutricionales en los que puedo orientarte, lo mejor que hay para la mujer a esos niveles, sin embargo te insisto que también iremos viendo juntas la parte emocional o creencia que está causando tanto desequilibrio.

 

Es muy importante que seas tú y no nadie del exterior quien resuelva tus problemas de salud a cualquier nivel. 

 

Las personas con más conocimiento pueden acompañarte a seguir tu proceso, informarte de lo que no sabes, y mucho más para guiarte al camino de la autosanación.

Sin embargo, eres tu misma quien toma la responsabilidad de tus decisiones para llegar a vivir el tiempo que tengas que vivir con la mayor salud y plenitud a tu alcance. Esto nadie puede hacerlo por ti y es esencial que lo sepas y comprendas.

 

Para consultas tanto individuales como online dale clik aquí

 

 ¡¡La sanación o solución sólo la tienes Tú Internamente!!