VAMOS CAMINANDO

ETAPAS

ÚTERO  MATERNO Y NACIMIENTO

 

Comienza tu andadura cuando tu energía ha tomado su lugar en el útero materno… Al principio de una forma muy sutil pues todavía no tienes cuerpo. Sin embargo no tardas mucho en evolucionar y comienzan a formarse todos tus sistemas.

En ese tiempo  las influencias externas adquieren un gran efecto sobre ti y por ello dependerá de como hayas sido concebida, deseada y amada que tu inicio sea confortable o no lo sea.

También influirá el amor que se tengan tus padres y la forma en que se traten y te traten a ti cuando estás en el vientre  durante las etapas de la gestación. Es cuando tu sistema nervioso comienza a recibir información y a constituirse de una forma u otra.

 

No hace falta extenderse mucho en esto, son temas que ya han sido explicados en libros y charlas por muchas personas, solo quiero resaltarlo porque tiene mucha importancia.

Si en la formación de tu sistema nervioso has pasado muchos sobresaltos por motivos externos, tu sistema nervioso se constituirá más delicado y sensible que el de otro ser que ha recibido cuidados, música suave y gestos de amor.

 

Todo ello no es irreparable, hay formas de trabajar energéticamente esas etapas de la Vida Intrauterina.

Tras la gestación el siguiente paso es crecer hasta tu nacimiento. Ésta también es una etapa de tu transitar que resulta más dura o más suave dependiendo del exterior. El estado de tu madre, los médicos, tu padre…

Si estás interesada sobre esto hay mucha información que puedes encontrar en libros y charlas.

En definitiva, todo lo que sucede en ese tiempo previo y durante tu llegada van a dejar caracteres que tal vez puedan quedar en tu inconsciente y manifestarse en alguna etapa posterior de tu vida.

 

Insisto en que nada es irreparable y que siempre podremos encontrar formas de quitar o allanar esas huellas.

 

Cuanto más te conozcas y más profundices en ti más irás soltando y dejando ir cualquier dificultad que pueda venir dada por influencias de este tipo.

 

INFANCIA     

La infancia es una etapa de tu vida que también es fundamental en la formación de tu carácter  y   pensamientos.

Hasta más o menos los siete años  el mundo sólo existe a través de tus padres y familia.

También tiene influencia el colegio o el jardín de infancia si has tenido que ir desde chiquita.

 

 

Vienes a tu Vida con hojas blancas… Es con tus vivencias que vas elaborando lo que después va a estar reflejado en esas hojas y en ocasiones lamentablemente  se convierten en guiones que no has escrito tu.

 

Como mujer, igual que todas las demás mujeres, has estado sometida a muchas creencias que se han ido escribiendo en esas hojas en blanco.

Creencias que de tanto verlas y vivirlas en casa, en la escuela, en la calle, se han acabado incorporando y las has hecho tuyas.

 

De niña esto no te preocupaba, tenías que vivir y experimentar tantas cosas nuevas que ibas descubriendo que toda tu energía y atención estaba en ello, y aunque me duela decirlo en muchas ocasiones a sobrevivir a situaciones familiares que a veces se presentaban duras. ¿Quién no ha tenido de pequeña, además de momentos mágicos de descubrimiento , sorpresa, admiración, alegría, momentos de tristeza, miedo, inseguridad?

 

Todas estas vivencias, positivas y negativas, se quedan en ti , algunas en tu consciente y otras en tu inconsciente. Cuando quedan en tu inconsciente a veces actúan en etapas posteriores y también hay formas de sacarlas afuera y desprenderte de ellas.

 

Lo importante es que si hay algo que te molesta, te inquieta, te deprime, te angustia, te hace temer, pongas conciencia en ello para poder liberarte y disfrutar de la vida.

 

      PRE-ADOLESCENCIA               Y              ADOLESCENCIA

                            

 

Son dos etapas difíciles en las que tú, como toda mujer, necesitas comenzar a sentir tu propia identidad y hacer la separación completa de la familia.

 

En la pre-adolescencia todavía estás unida a tus padres de una forma dependiente , y aunque ya tienes tus propios pensamientos en general se siguen sin demasiado conflicto las directrices materno-paternas.

 

No sucede lo mismo en la adolescencia, sientes la necesidad de abrir las alas y resulta una ardua tarea pues nadie te ha enseñado a abrirlas  sino a todo lo contrario. En este transitar casi siempre se produce un tipo de desafío entre los padres y los hijos. Los padres porque para su tranquilidad o por seguir ejerciendo el control siguen necesitando dar las directrices. Los adolescentes porque internamente se creen totalmente capacitados  para dirigir por ellos mismos su vida aunque no sea así. Todas estas situaciones también suceden en los colegios siendo en este caso los maestros y cuidadores quienes se encuentran con estos desafíos.

 

Hay muchos intentos por una parte de los educadores y de las familias para poder transitar en esta etapa respetándote, pero reitero que hay muy poca preparación y  aunque la familia lo hace lo mejor que puede y los maestros también, la madurez emocional y mentalidad de todos ellos en muchas ocasiones no han podido estar preparados para tan delicada e importante empresa.

 

Nuestra sociedad, en mi opinión personal, necesita todavía mucho crecimiento interior e individual para poder transmitir a los nuevos y jóvenes seres una estabilidad emocional que les aporte unas bases de crecimiento y desarrollo en equilibrio.

 

Queda un gran camino por recorrer y en ello estamos.

 

                                               JUVENTUD

 

                          

 

Llegó la juventud, en esta fase de tu vida dependiendo de cómo hayan sido tus  anteriores etapas, dependiendo de lo que hayas vivido aprendido e incorporado, la juventud puede ser un camino muy gratificante y de grandes posibilidades, o de estancamiento e insatisfacción esto sucede porque en general todavía no puedes ser una mujer independiente externamente sin embargo interiormente necesitas serlo y lo pides a gritos.

 

La mayor parte de las jóvenes siguen unos patrones socialmente aprendidos, con los valores y roles que les han sido impuestos y tanto  si los siguen como si se rebelan es una andadura pedregosa a muchos niveles .

 

 

Como mujer que eres, ya sabes como ha sido tu caminar en esta sociedad  y lo insatisfecha que te has sentido en las relaciones personales sociales, de pareja y laborales, en muchas ocasiones tanto si has  aceptado y seguido los patrones como si te has rebelado.

 

Lo importante ahora es que, haya sido el que haya sido tu rol, si tienes conciencia de que no te has sentido TÚ y esto te causa malestar, una buenísima noticia es que puedes recuperar tu verdadera energía de mujer libre y completa.

 

 

                                 MADUREZ

 

Me voy a extender un poco más en esta época ya que es la que realmente te va a dar la posibilidad real de hacer verdaderos cambios en tu Vida y llegar a poder vivirla,  honrándola como el privilegio tan excepcional que es.

 

 

 

Dependiendo de tu educación has interpretado un rol el cual has ido incorporando desde niña, éste se ha convertido en un patrón repetitivo, que posteriormente puede comenzar a dar “guerra” interiormente.

Tomas conciencia de situaciones que no deseas que ocurran y  muchas veces ni tan siquiera tienes fuerza para salir de ellas.

A veces puedes sentirte sin estímulo o deprimida, otras puedes sentir una fuerza interior que te empuja a descubrir lo que está sucediendo.

 

Si eres madre, compañera, esposa…,  y siendo ésto lo que quizás habías deseado durante mucho tiempo, ahora que lo tienes no te da la felicidad que pensaste que te iba a dar y quieres que esta sensación interna cambie…

Si eres una mujer laboralmente considerada…, con un puesto de trabajo que quizá has perseguido durante muchos años,  tal vez ahora que lo tienes te sientes incompleta y a veces casi o sin “el casi” culpable. Tienes que tomar demasiada acción sin poder dar-te un equilibrio familiar y además estás cansada e incómoda queriendo que esta sensación interna cambie…

 

Si eres una mujer relativamente libre… has elegido tu independencia, no has formado una familia tradicional  pues pensaste que ésto te iba a quitar esa libertad que tanto estimas y a veces has dudado de si has elegido bien, sientes internamente una falta que no te hace tan feliz como habías ideado y quieres que esta sensación interna cambie…

 

Si tienes una opción sexual diferente… y pensabas que en ella ibas a sentirte completamente  bien y sientes que a pesar de haber  afrontado con valentía  una sociedad que ha tardado  muchísimo tiempo en aceptarte, y a la que aún le queda mucho trabajo por hacer para llegar a sentirte (me refiero a la sociedad y al inconsciente colectivo). Y a veces te sientes inquieta, desamparada, juzgada, con problemas de relación  exactamente iguales a todos los demás  y quieres que esta sensación interna cambie…

 

Si estás sometida a relaciones que no te tratan como te mereces…,o en las que no te tratan bien y  crees que lo mereces. Si estás pasándolo mal tú y tus hijos si es que los tienes. Si te sientes cansada, agotada, con poca salud, con pocos recursos para salir de esos círculos de encierro y quieres que esta sensación interna cambie…

 

Ninguna situación externa cambia  sin que previamente no hayas desalojado en tu interior todo lo que no forma parte de tu propia Esencia de Mujer  y haya sido adquirido por creencias limitantes.

En el momento que internamente sucede este cambio es cuando el exterior comienza a transformarse.

 

Podría enumerar muchísimas situaciones que como mujer puedes estar viviendo y que todas tienen su origen en este tipo de creencias que se te han quedado “pegadas”de tanto vivirlas, ya no dejes que te acompañen más y te impidan vivir una vida tranquila y equilibrada.

 

                        ¡PUEDES VIVIR, SI QUIERES, DE UNA FORMA DIFERENTE!

 

                             

                                    

 HACER CAMBIOS

                      Y SENTIRTE TÚ CON TODA TU ENERGÍA DE MUJER RECUPERADA   

 

Todos estos malestares internos que van aflorando, con el tiempo pueden crear síntomas en el cuerpo físico ya que nuestro SER es una Unidad y es importante que seas consciente de ello para evitarlo o solucionarlo.

La madurez tiene un tránsito dentro de ella y nuestra sociedad la llama ” la Menopausia “.

 

Este es un tiempo en tu vida de mujer en el cual sería conveniente que ya estuvieras en relativa  paz interior contigo misma y con tu mundo, ya que de por sí hay cambios biológicos importantes y en muchas mujeres estos cambios se manifiestan de una manera poco llevadera.

 

La madurez en todas sus etapas y facetas es una infinita posibilidad para ti mujer, es cuando se desarrolla tu propia sabiduría, cuando puedes vivir tu vida ordinaria de forma extraordinaria y disfrutando de todo lo que la Vida te presenta en cada instante sin ningún tipo de sufrimiento.

 

El sufrimiento es algo que hay que evitar que pueda tener cabida en tu vida.

Esto es algo muy diferente al dolor que en momentos de nuestro transitar  podemos sentirlo como seres sensibles que somos.

Cuando algo te duele estás acercándote a conocer que partes de ti no están en equilibrio y es una infinita posibilidad de ir recuperando tu verdadera ESENCIA DE MUJER.

 

 

                                                   VEJEZ

 

Esta época de tu vida puede ser la más tranquila y plácida, esto sucede si has llegado hasta ella con un equilibrio previo adquirido a través de ese conocimiento de ti misma del que hablamos todo el tiempo.    

                                                                                                                                                                          

 

                                       Hay algo que me gustaría compartir contigo…

 

Y es que te permitas mirar las palabras o los sucesos sin dejarte absorber completamente por ellos.

Cuando digo “sin dejarte absorber” propongo que no dejes que las palabras implanten una creencia en ti. Las palabras solo son eso, formas de definir y no es conveniente para tu evolución que te identifiques con ellas. Yo se que te puede parecer difícil aunque no lo es, te lo digo muy en serio.

Utiliza las palabras para lo que son útiles: nombrar, diferenciar, explicar y poder utilizar un lenguaje y entenderte con los demás. Sólo pon fuerza en ellas cuando tengas total claridad de que son la forma de manifestar al exterior algún sentimiento real ( fuera del producto de tu imaginación) o pensamiento del mismo tipo. Ten también en cuenta la importancia que tienen sobre todo en los seres pequeños que están aprendiendo y también en los seres adultos.

Vivir con conciencia es algo que aunque no nos ha sido enseñado, es fácil de ir aprendiendo si realmente queremos mejorar como seres humanos y que nuestro planeta se convierta en un mundo mejor. No está en manos de “otros” está en nuestras manos, pues “muchas manos con conciencia” tienen la posibilidad de que cosas aparentemente imposibles se vuelvan posibles.

Vive tu vida ordinaria de forma extraordinaria y te será mucho menos complejo vivir.

 

Igualmente los sucesos , situaciones que vivimos, hemos vivido y viviremos , depende de como decidas identificarte con ellos pueden ser situaciones que te llevarán a la comprensión de ti misma y de la Vida o te envolverán en una espiral de sufrimiento que no te ayudará en nada a seguir presente y avanzar.

 

En muchas culturas es a las personas ancianas a las que se les consulta cuando hay algo que una persona más joven necesita saber y pide la opinión antes de tomar decisiones y caminos en la Vida. Hasta se las llega a considerar sabias.

Es en nuestra sociedad actual, cuando una persona llega a esta etapa de su vida, en bastantes casos tiene que vivir situaciones muy dolorosas. Esto es debido a que hay muchos valores que no ha sabido transmitir pues ni ella ni gran parte de la sociedad los tienen y por tanto tampoco sus descendientes.

Estamos en un momento muy importante del tiempo planetario, un momento de grandes cambios pues ya muchas personas estamos enfocadas en la evolución interna y personal y esto hará que se manifieste Una Nueva Sociedad. No es lo importante si tu o yo podamos verlo, lo importante es que hayamos puesto nuestra semilla en la tierra y todo sucederá en su tiempo.                                      

Es muy importante llegar a la etapa de la ancianidad con el alma llena de esperanza y de amor para estar preparados para la etapa final. El abandono del cuerpo físico.

 

 

                                                          LA MUERTE

 

 Es la última etapa de la Vida es decir, el final.    

                                                                                                                           

Comenzó con el principio, con tu energía llegando y tomando cuerpo a través una mujer, tu madre.

Hasta llegar a ese vientre materno eras una energía libre sin un contenedor que la limitase ni nadie que la pensase.

Te has tenido que adaptar a todas estas formas limitantes para poder experimentar la experiencia de la Vida en un cuerpo y en una mente humana limitada.

 

Por eso es tan importante que en el transcurso de vivir esta experiencia no te identifiques solo y totalmente con el ser físico nacido que eres, que no pierdas la perspectiva y aunque no lo recuerdes profundices dentro de ti para reencontrarte con esa parte que también eres, esa energía que en el principio entró y creó quien TU ERES.

 

La muerte es el desprendimiento más importante que vas a tener que hacer… Liberarte del cuerpo que te limita para volver a ser esa energía del principio. Vuelves a salir de la crisálida…

 

La muerte es el retorno…, el paso que vas a dar para regresar a casa…

Llegar a comprender esto te ayudará a vivir tu Vida mucho más plenamente y a disfrutar de ella con alegría.

La muerte es la última experiencia de tu Vida. Cuando ya has conectado con tu ser Total  has comprendido todo lo necesario que va a hacer que te vayas tranquila y en paz contigo misma.